viernes, 26 de junio de 2015

INFORMA Ceb.ALFAREROS, último momento!!!

Instrumentum Laboris Admisión a la comunión de los divorciados vueltos a casar Publicado el 26 junio, 2015 de Sínodo sobre la familia 2015 El instrumentum laboris (2015) recién publicado, que recoge las respuestas de los episcopados de todo el mundo a las lineamenta del Sínodo de 2014, abre puertas a la posibilidad al término de la exclusión de la comunión eucarística de los divorciados vueltos a casar. Traducción de los números respectivos: La integración de los divorciados vueltos a casar civilmente en la comunidad cristiana 120. Texto los lineamenta (51) Las situaciones de los divorciados vueltos a casar también exigen un atento discernimiento y un acompañamiento con gran respeto, evitando todo lenguaje y actitud que los haga sentir discriminados y promoviendo su participación en la vida de la comunidad. Hacerse cargo de ellos, para la comunidad cristiana no implica un debilitamiento de su fe y de su testimonio acerca de la indisolubilidad matrimonial, es más, en ese cuidado expresa precisamente su caridad. 121. De muchas partes se pide que la atención y acompañamiento de los divorciados vueltos a casar civilmente se orienten hacia una siempre mayor integración en la vida de la comunidad cristiana, teniendo cuenta del punto de partida de la diversidad de situaciones. Aun manteniéndose firme las sugerencias de Familiaris Consortio 84, han de ser repensadas la formas de exclusión actualmente practicadas en el campo litúrgico-pastoral, en el educativo y en el caritativo. Desde el momento que estos fieles no están fuera de la Iglesia, se propone reflexionar sobre la oportunidad de hacer caer estas exclusiones. Además, siempre para favorecer una integración mayor de ellos en la comunidad cristiana y dado el rol insustituible de los padres, es necesaria una atención específica a sus hijos en razón del preeminente interés de los menores Es bueno que estos caminos de integración pastoral de los divorciados vueltos a casar civilmente, sean precedidos de un oportuno discernimiento de parte de los pastores acerca de la irreversibilidad de las situaciones y la vida de fe de la pareja en una nueva unión, sean acompañados de una sensibilización de la comunidad cristiana en orden a una acogida de las personas interesadas y sean realizados según una ley de gradualidad (cf. FC, 34), respetuosa de la maduración de las conciencias. Vía penitencial CONTINUA EN OTRA SECCIÓN... .

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su comentario será evaluado y se publicará a la brevedad.

Multimedia


PARTE 1

PARTE 2

Bielli - Bernada