lunes, 18 de junio de 2018

IHU, Adital. QUERIDO CARDENAL LADARÍA...(carta abierta, no me conteste...)Giovanni GIAVINI.

Giovanni Giavini , sacerdote italiano, escribe una carta abierta, publicada por Settimana Noticias , 06/14/2018. La traducción es Luisa Rabolini .

Esta es la carta.

Estimado e ilustre cardenal,
tal vez por su intermedio pueda alcanzar algunos de sus actuales o cercanos hermanos cardenales. Por ejemplo, Ladaria , que aboga no al sacerdocio para las mujeres , con el supuesto argumento de que Jesús nombró sus doce sólo entre los hombres. Es cierto, pero ¿por qué no ampliar la frase con: y eran todos judíos, galileos y circuncidados? Entonces, los sucesores que deberían ser? ... Las lecturas fundamentalistas son siempre peligrosas.

Entonces, de repente, saltar de los Doce a la realidad de los obispos y presbíteros es realmente legítimo? Los Doce no fueron una realidad más única que rara? Sin considerar que, al menos uno de ellos también estaba casado, situación prevista en las cartas pastorales también para obispos y presbíteros. Una característica esencial para ellos no había ningún " sacerdocio " con su santidad levítico (idea con la que fuimos criados en el seminario!), Pero la capacidad de "presiden guía pastoreo" una comunidad, tanto en el momento como el ritual todos los días.
Si es así - y con independencia de si ya es demasiado " sacerdotisas " para el bautismo - entonces el único problema serio para el sacerdocio a las mujeres me parece: es posible que una mujer tiene carisma y cualidades para silla de una iglesia? Y aquí la historia pasada y reciente ayuda a responder. Si, por otro lado, se contrata la idea el hecho de que el magisterio fue contrario, todo bien; pero es realmente un argumento decisivo y sano? Además, la historia no registra también los cambios en la profesión docente ?
Uno de sus otros hermanos, que no puedo recordar el nombre, se opusieron a la intercomunión eucarística con el argumento de siempre: para participar en la Eucaristíatenemos que estar en plena comunión con Cristo y con la Iglesia. Con esa mentalidad y exigencia, Jesús no habría dado la comunión a ninguno de sus doce ... ángeles. A él bastaba mucho menos y, sobre todo, testimoniar a ellos su amor.
Son discursos que repito desde hace muchos años, incluso escritos en revistas. Desapercibida. Pero los confío también a ti. ¿Quién sabe usted desea hablar con alguien. Si usted considera que es un servicio, aunque delicado y arriesgado, para la Iglesia.
Agradezco su atención y no se siente obligada a responderme. A lo sumo, me garantizará haber recibido.
Buen trabajo en la viña del Señor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su comentario será evaluado y se publicará a la brevedad.

Multimedia


PARTE 1

PARTE 2

Bielli - Bernada