martes, 15 de mayo de 2018

DETODASPARTESVIENEN, IHU,,Adital. VATICANO, Papa FRANCISCO, "había muchos jóvenes, pocos me dieron la mano, la mayoría con el movil en la mano, FOTO!FOTO! SELFIE! SELFIE !!!!

 Roma , donde se evidencia "un cansancio general y sano de las parroquias, tanto girando en círculos como haber perdido el camino a seguir",  Francisco  invitó a "escuchar el grito de la gente" y escapar de la tentación de la " autorreferencialidad ". Los peligros, en realidad, son muchos y peligrosos: "esterilidad", individualismo "hipertrófico", fragmentación social, "aislamiento", "miedo a existir". Es decir, convertirse en un "no pueblo", obligado a "rehacer una vez más la alianza con el Señor".
El informe es Salvatore Cernuzio , publicado por Vatican Insider , 14/05/2018. La traducción es Andrew Langer .
Bergoglio habló con "su" diócesis en la basílica de San Juan de Letrán , que llegó rápidamente a las 19 horas de este lunes, 14 de mayo de 2018. Estaban presentes para escucharlo: los obispos y sacerdotes, religiosos y capellanes, laicos y agentes de pastoral. Dirigido por el Vicario Angelo De Donatis , completaron el viaje de reflexión sobre la "enfermedad espiritual" iniciado por las parroquias y vicarías al comienzo de la Cuaresma .
Precisamente a partir de la síntesis de la labor de las parroquias, elaborado por un comité diocesano, Francisco refleja en su diócesis.
 Pero primero respondió a cuatro preguntas. Una fue sobre uno de sus temas preferidos: los jóvenes. Y el Papa dejó las impresiones de la pre-sinodal celebrada a mediados de marzo, en Roma , con la presencia de 315 jóvenes de todo el mundo (en línea con otros 30 000 conectados en sus países de origen): "Un buena impresión, trabajé en serio, incluso a las 4 de la mañana, me dijeron que el secretarias habitación y Costa , el documento, que es precioso, fuerte ", dijo el pontífice argentino .
Pero también denunció uno de los problemas más graves de las nuevas generaciones: las drogas, entendidas como "alienación cultural". "El joven son presa fácil ... Todas las propuestas que hacen los jóvenes están alienando: los valores de la sociedad, la realidad, proponer vida de fantasía. Se me preocupa - confesé Bergoglio - para comunicarse y vivir en el mundo virtual. Así, sin los pies en el suelo.
En este sentido, recordó su visita el viernes a la sede romana Scholas Occurrentes donde inauguró la red, las nuevas oficinas en África y América Fundación: "Había muchos jóvenes estaban inquietos, muy inquieto. Ellos estaban muy felices de verme, pero pocos me dieron la mano; la mayoría estaba con el celular conectado: 'Foto, foto, selfie, selfie!'. La realidad de ellos es esa, ese es su mundo real, no el contacto humano. Y eso es grave. Son jóvenes "virtualizados". El mundo de las comunicaciones virtuales es bueno, pero cuando se vuelve alienante, hace olvidarse de dar la mano, hace saludar con el celular ".
Así ha dicho el Papa , debe "hacer que los jóvenes aterrissem en el mundo real sin destruir las cosas buenas que el mundo virtual puede tener." En este sentido, ayudan mucho las obras de misericordia: "Hacer algo por los demás, esto los concreta. Entra en una relación social ". Por lo tanto es fundamental el diálogo con los ancianos : "Con los padres no lo hacen, porque son una generación cuyas raíces no son muy firme"; al contrario, el diálogo con los "ancianos" ayuda a los "jóvenes desarraigados" a encontrar las raíces necesarias "para seguir adelante".
La segunda pregunta formulada en la reunión fue la necesidad de recuperar la relación comunión de los fieles de la diócesis, ocupando "el gusto de ser parte del pueblo de Dios", evitando el riesgo de crear "fieles consumidores de un bien espiritual" que sólo buscan la novedad o la estimulación de las experiencias individuales sin entrar en el misterio de la "encarnación", especialmente en una ciudad como Roma , donde se concentran las congregaciones e instituciones. En este sentido, el Papa habló sobre la importancia de "fortalecer nuestro cuerpo," la consolidación de la identidad cristiana como pueblo de Dios, como la " espiritualidad comunitaria"nos cura", porque consiste en compartir con los demás la fe, sin buscar "apresurar la espiritualidad", ya que muchas veces corre el riesgo de seguir "un Dios sin Cristo, un Cristo sin Iglesia y una Iglesia sin Pueblo".
La tercera pregunta era sobre el tema de la armonía espiritual , tan difícil de conciliar en la vida y las actividades propuestas por la diócesis parroquia, ya que a veces es fácil perder el entusiasmo por la rutina, las preocupaciones externas y la dificultad de conseguir a un acuerdo común a la hora de ponerlas en práctica. Y aún más, conociendo la urgencia de encontrar un rumbo y un horizonte concreto. El Papa recuerda a este respecto que dicho albahaca , "El Espíritu Santo es la armonía", capaz de ordenar la vida espiritual, la parroquia y la comunidad. Por lo tanto, el Pontíficepropuso buscar la fuerza del Espíritu de Dios, "que nos acompaña para que no corramos el riesgo de sumar sin armonizar". Para ello, propuso tres puntos clave que pueden ayudar a encontrar esa armonía: "encontrar a Cristo en el Evangelio", "leer el Evangelio todos los días"; practicar la oración, porque si usted lee el Evangelio "comienza a estar dispuesto a hablar con el Señor , y entrar en un diálogo con él"; y poner en práctica las obras de misericordia.
Después de las preguntas, Francisco aprobó la "discurso formal": " No son 10 páginas. Si quieren, dejo el texto con ustedes y voy a casa ", bromeó. Entre el aplauso general se puso a leer el discurso . Explicó que la forma de " enfermedades espirituales " ( "Es la primera vez que escucho el resultado de un análisis diocesana") no termina aquí, sino que continúa y se expande para producir "algo nuevo, sin precedentes y deseado por el Señor." La Iglesia de Roma debe "reconciliar y recuperar un aspecto verdaderamente pastoral - atento, cuidando, benévola, con la participación - tanto de sí mismo como de su historia, acerca de las personas a las que se envió," dijo Bergoglio .
Él también invitó para que el próximo año sea "una especie de preparación de la mochila" para poner en marcha un itinerario cuyo objetivo sea alcanzar "nuevas condiciones de vida y de acción pastoral, que respondan más a la misión ya las necesidades de los romanos de nuestro tiempo ; más creativa y liberadora también para los sacerdotes y para los que trabajan más directamente en la misión y en la construcción de la comunidad cristiana ".
El Papa  animó a la diócesis de Roma no quedar atrapado en la "esclavitud", la "enfermedad" que "terminó por convertirse en estéril." En cuanto a las personas de Israelen Éxodo , ahora también existe un pueblo, la Roma , que vive bajo el control de un faraón, es decir, un "poder que es ser divina y absoluta y dispuestos a evitar que la gente a adorar el Señor, que le pertenece, convirtiéndolo, por el contrario, en esclavo de otros poderes y de otras preocupaciones ". Preguntémonos, dice el Papa, quien es este Faraón, para reconocer "humildemente nuestras debilidades" y compartirlas con los demás. De este modo, se convierte en una verdad evidente: que "no es un don de la misericordia y la plenitud de la vida para nosotros y para todos los habitantes de Roma ."
"Tal vez - señaló Francisco - hemos cerrado en nosotros mismos y en nuestro mundo de la parroquia, porque en realidad descuidado o no considerar seriamente la vida de los que están a nosotros (los de nuestro territorio, nuestros ámbitos de la vida cotidiana), mientras que el Señor siempre se manifiesta encarnándose aquí y ahora, es decir, también y precisamente en este tiempo tan difícil de interpretar, en este contexto tan complejo y aparentemente distante de Él. Alienante.
Tal vez sea por eso que llegamos a una condición de "limitación sofocante, de dependencia de cosas que no son del Señor"; "Nos conformamos con lo que teníamos: nosotros y nuestras" ollas ", que los israelitas usaban para cocer los ladrillos que luego serían usados ​​por el faraón. Entonces, por un lado, la "hipertrofia del individuo", es decir, ese "yo que no puede convertirse en persona, vivir de relaciones, y que cree que las relaciones con los demás no son necesarias para él"; por otro lado, nuestras "ollas", es decir, "nuestros grupos, nuestras pequeñas pertenencias, que se revelaron, al final de cuentas, auto-referenciales, no abiertos a toda la vida".
"Nos miramos hacia atrás en las preocupaciones de la administración ordinaria, la supervivencia", dijo el Francisco . "Es bueno que esta situación nos haya cansado (el cansancio es una gracia) y nos haga querer salir". Y para salir, el primer paso es a "escuchar el grito que viene de nuestro pueblo de Roma " por preguntarnos: ¿en qué sentido este grito expresa una necesidad de salvación, es decir, de Dios? ¿Cuántas situaciones, entre las que surgieron a partir del análisis que ha realizado, realmente expresar ese grito? ", Se preguntó Bergoglio"La invocación de que Dios nos muestre y nos quite de la impresión de que nuestra vida es inútil y expropiada por el frenesí de las tareas a cumplir y por un tiempo que continuamente nos escapa de las manos; expropiada también por una fe concebida solamente como tareas a cumplir y no como una liberación que nos renueva a cada paso, bendecidos y felices con la vida que llevamos ".
Es decir, está claro que el camino de la Diócesis de Romarequiere otro paso que servirá para "interpretar a la luz de la Palabra de Dios, fenómenos sociales y culturales" en la que estamos inmersos. El Papa señaló que hay muchos santos entre las personas, "las personas que no han hecho el catecismo ", pero que "sabían cómo dar un sentido de la fe y la esperanza de las experiencias elementales de la vida; que se ha transformado en el sentido de su existencia al Señor. Precisamente "dentro de esos problemas, de esos ambientes y de esas situaciones de las cuales nuestra pastoral ordinaria permanece normalmente distante". "Nuestra iglesia debe mucho a las personas que han permanecido en el anonimato, pero que preparó el futuro de Dios", dijo el Pontífice .
Y exhortó a las comunidades romanas a "ofrecer y generar relaciones en las que nuestro pueblo pueda sentirse conocido, reconocido, acogido, bienvenido, es decir: parte no anónima de un todo". "No hay que inventar cosas - concluyó el Papa -; nosotros ya somos ese instrumento que puede ser eficaz ", desde que" nos volvemos sujetos de esa que en otra oportunidad llamé de revolución de la ternura ". Y podrá ser enriquecida "por las sensibilidades, por las miradas y por las historias de muchos".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su comentario será evaluado y se publicará a la brevedad.

Multimedia


PARTE 1

PARTE 2

Bielli - Bernada