lunes, 4 de junio de 2018

DETODASPARTESVIENEN, de CADIZ. FRANCISCO, el gran sorprendido!!

Comunidades Cristianas Populares


Del 21 al 24 de Mayo los obispos italianos celebraban la Asamblea General de la 71ª Conferencia  Episcopal.

En su discurso, Francisco  animó a los obispos italianos a que le dirigieran“preguntas, ansiedades y críticas”, advirtiendo de que “no es pecado criticar al Papa aquí”.

Pues, digo yo, si no es pecado criticar al Papa, mucho menos puede serlo criticar a nuestros obispos, cuando éstos se desvían del camino que marca Jesús en su evangelio y actúan con criterios mundanos.

Pero muchos obispos en sus diócesis evitan por todos los medios que se les critique. Saben utilizar sus armas y su influencia para que la prensa local no publique nada que pueda dañar su imagen. Y  los medios locales silencian con frecuencia algunas cartas críticas con determinadas actuaciones episcopales.

Así, a veces tenemos que enterarnos por algunas páginas web, en medios digitales, de este tipo de críticas que los medios locales silencian.

Numerosos despidos injustos, malestar de algunos obispos con sus sacerdotes, críticas por no ceder las fincas y locales vacíos al servicio de los más necesitados: sin techo, familias con gravísimos problemas de viviendas, refugiados e inmigrantes, problemas en el trato con homosexuales, estilo de vida poco austero, llegada de sacerdotes extranjeros que llegan a la diócesis como lanzados en paracaídas, ajenos a la cultura y costumbres de las personas con las que deben llevar una acción pastoral y ejercer una forma autoritaria de proceder han sido algunas de las cuestiones que más se les han criticado. 

Concretamente así lo han hecho en varias ocasiones grupos de sacerdotes y laicos  al obispo de Cádiz con datos contrastados y con testigos y en algunos casos, incluso ante los tribunales, que han confirmado estas actuaciones (despidos) como improcedentes. Estas críticas de sacerdotes y laicos han llegado hasta instancias superiores como la nunciatura y a algunos cardenales.

Pero no sólo  este obispo, también  otros, como el de S. Sebastián Sr. Munilla,  ha sido muy criticado por una gran mayoría de sacerdotes de su diócesis y en varias ocasiones, llegando a un clima de crispación y enfrentamiento muy fuerte.

Pero: ¿encajan bien nuestros obispos las críticas, como dice Francisco? Pues no, todo lo contrario. Algunos dicen que ellos intentan investigar a los firmantes de estos escritos para amedrantarlos. 

El mismo obispo Zornoza y su valedor el arzobispo de Sevilla Asenjo, ha dicho que estas críticas son "campañas sin fundamento" y que son mentiras, cuando ni uno ni otro se han dignado hablar con los muchos afectados a los que estas medidas injustas les han hecho muchísimo daño. 

Si hubieran hablado con ellos, habrían comprobado cuánto dolor han causado estas actuaciones en ellos y en sus familias y las formas tan poco humanitarias (no digamos  evangélicas) como han procedido contra ellos. 

Y hubieran comprobado también  que las críticas son fundadas y no falsas como dicen ellos, tratando de limpiar la imagen de la institución eclesiástica.
Basta como ejemplos éstos:  que lean la carta de una despedida del obispado  Lola, la bibliotecaria del Seminario que pueden leer aquí: http://juancejudo.blogspot.com/2018/05/denuncia-publica-de-la-bibliotecaria.html . O esta otra que denegaba a una familia un permiso de tránsito para unas obras necesarias en su vivienda: http://juancejudo.blogspot.com/2018/03/dificultades-con-la-diocesis-de-cadiz.html.

O que hablen con los 4 últimos despedidos de Caritas...

Las palabras de Francisco nos autoriza a criticar a nuestros obispos siempre que lo hagamos con respeto, sin insultos y con fundados motivos. Porque Iglesia no es sólo el obispo. 
Nosotros también Somos Iglesia.

NO HAY COMENTARIOS:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su comentario será evaluado y se publicará a la brevedad.

Multimedia


PARTE 1

PARTE 2

Bielli - Bernada